Si buscas esa prenda soñada para tu día especial  o simplemente quieres una prenda única y que te quede como un guante, estás en el sitio adecuado.

Sigue leyendo y te explico mi forma de trabajar:

Conocernos

Cuéntame, quiero saber tu historia, los detalles del evento y tu idea de qué estás buscando.

Lo mejor sería tener una cita presencial, para hablar todo esto, pero si no se pude, también podemos tener una charla telefónica o video llamada.

Empieza la magia

Ahora que ya se cual es tu idea, es el momento de hacer bocetos y encontrar los mejores tejidos. Y tener una segunda cita (esta sí tiene que ser presencial) donde te enseño todas las propuestas, para ir acotando el diseño definitivo.

Este es uno de los momentos más divertidos, porque no hay límites, démosle rienda suelta a la creatividad.

Una vez claro el diseño y medidas tomadas, a hacerlo realidad!

La primera prueba!

En este punto, empiezo a patronear y a coser para hacer realidad esa prenda.  Y aquí es cuando empiezan las pruebas… 

La primera es la más emocionante de todas, la ilusión de ponerse el vestido por primera vez es indescriptible.  

Los retoques

Una vez confirmado escote, entalle, largos y otros detalles en la primera prueba, ahora es el momento de los ajustes y retoques. Así vamos definiendo detalles prueba tras prueba, hasta que quede perfecto. (El número de pruebas depende de cada diseño.)

La útima prueba

Este es el momento de la despedida… Cuando te llevas un pedacito de mí. Aunque también es uno de los momentos más emotivos. Cuando te pones el vestido terminado, te miras al espejo y te das cuenta de que ahora sí!